miércoles

Work in progress - 7

Lo que sigue es una historia todavía en desarrollo. Cualquier comentario para ir mejorándola es agradecido. Para leer la parte anterior de la historia vayan aquí.

A ella le comenzaron a dar nauseas. Entre el síndrome de absinencia y la invasión a su cerebro, su cuerpo había recibido más de lo que estaba acostumbrado.

"¿Dónde está el baño?" preguntó urgentemente.

"Por ahí" comentó el detective con un pequeño gruñido, a la vez que señalaba una puerta y pasaba un plug por un sensor para pagar el uso del baño. Una vez pasado el trámite, la puerta se deslizó por si misma, y ella entró con prisa.

Andrea devolvió el estómago hasta que los escasos contenidos de su estómago se encontraron en el escusado acompañados de bilis.

Respiró profundamente, una y otra vez para calmarse, a la vez que se levantaba. Fue hasta el lavabo para mojarse la cara y untarse crema desinfectante. Pero se detuvo antes de poder hacerlo, su propio reflejo la contuvo.

Hacía mucho tiempo que no se veía a si misma, y quien la volteaba a ver desde el otro lado del espejo era apenas reconocible. Había perdido unos 15 kilos, lo que hacía que su cara se viera más afilada. Tenía grandes ojeras bajo los ojos, y su pelo morado estaba cortado a jirones.

Jamás pensó que hubiera llegado hasta ese punto.

Uno jamás lo imagina, y ya que se encuentra ahí, está tan perdido que ni siquiera se da cuenta de sus alrededores.

En ese momento comprendió que estaba sola en el baño, volteó a ver el resto del lugar buscando alguna salida, pero no encontró ninguna ventana ni ventila.

"Bueno, ahí se fue la idea de fugarme de aquí" se murmuró a si misma.

© 2005 Santiago Casares

4 comentarios:

Iván dijo...

"Es la puerta que está ahí" suena demasiado gramatical, en mi opinión. Yo me imagino al detective señalando la puerta con un leve gesto, sin decir nada, o diciendo "ahí" con un gruñido casi ininteligible. :)

Otra es que "vilis" debería ser "bilis". :)

Esperaré ansiosamente el siguiente episodio; ya nos tenías medio abandonados... (no es que te quiera presionar, claro ;-)

Santiago dijo...

Je je je je... gracias por las correcciones Ivanhoe!

Juan Carlos dijo...

Hola Santiago...
Sobre el texto, creo que sería bueno cambiar un par de palabras que se repiten de un parrafo a otro, por ejemplo en un parrafo inicias con: "Andrea devolvió el estómago una y otra vez"
Y en el siguiente dice: "Respiró profundamente, una y otra vez para calmarse"
Y otro parrafo dice: "Jamás pensó que hubiera llegado hasta ese punto"
Mientras que el siguiente dice: "Uno jamás lo piensa, y ya que se encuentra ahí"
Bueno, en mi opinión se podrian cambiar para que las palabras no se vean tan juntas

Santiago dijo...

Gracias Juan Carlos, tus comentarios ya fueron pasados a gerencia! =P

Es decir, ya corregí el texto... grax!